Alimentación y bebidas

En la actualidad, debido a los exhaustivos controles de calidad y seguridad, es impensable encontrar un producto final contaminado o con residuos, en el caso de los productos de alimentación y bebidas estas exigencias en concepto de control y sanidad se exageran más en comparación con las de otros productos finales como pinturas, barnices, hidrocarburos, etc., básicamente, para evitar posibles problemas de salud del consumidor. Teniendo muy en cuenta esto, desde el proceso de fabricación del elemento filtrante hasta su comercialización, se le pone especial atención a la calidad y sanidad, envasando cada elemento filtrante individualmente en bolsas estériles de plástico. Gracias a esta, y otras medidas higiénicas y de seguridad como el uso de materiales filtrantes de primera calidad, obtenemos un resultado de filtración con una pureza muy elevada, siempre sin modificar ni el sabor ni el color del producto. Poniendo por delante siempre la salud del cliente y ofreciéndole un producto con una calidad, tanto visual como gustativa, excepcional.

Filtros

Contacto: