Cosméticos

La industria cosmética confecciona productos con un grado de elaboración y calidad muy elevados con el objetivo de cumplir con las rigurosas exigencias de normativa sanitaria, debido a que los productos finales están en contacto directo con la piel del consumidor. De esta forma, es muy importante la separación y eliminación de determinadas impurezas o sustancias contaminantes que causen turbideces en el producto terminado. Siguiendo estas pautas sanitarias y de calidad, la industria cosmética obtiene productos inalterables en el tiempo y con una persistencia de la calidad muy longeva sin necesidad de conservantes. Para lograr estas características, la industria cosmética está obligada a cuidar hasta el último detalle tanto la selección de las materias primas como el propio proceso de producción, evitando, de esta manera, posibles contaminaciones externas y asegurando una esterilidad total del producto terminado. La industria cosmética necesita, sin lugar a duda, del uso de elementos de filtración para conseguir estas purezas en sus productos, siendo un sector en el cual la industria de la filtración presta una especial atención, ofreciendo elementos filtrantes de una calidad superior para asegurar resultados óptimos.

Filtros

Contacto: