¿Qué son las bombas neumáticas Containment Duty?

¿Qué son las bombas neumáticas Containment Duty?

El funcionamiento de una bomba neumática AODD puede, a priori, parecer muy complicado. Pero la realidad no es así, todo lo contrario. La sencillez de funcionamiento choca con la imagen robusta y compleja de la bomba.

Pero empecemos desde el principio,

¿Qué características tiene una bomba AODD?

AODD es el acrónimo de Air Operated Double Diaphragm y, como su nombre indica, se trata de una bomba accionada mediante aire comprimido que, además, puede trabajar perfectamente sumergida.

Una importante ventaja de las bombas neumáticas SANDPIPER es que su mantenimiento se efectúa de manera rápida y sencilla, tan solo desatornillando unas pocas tuercas. Esta característica radica en el diseño de la bomba, la cual se confeccionó evitando cualquier accesorio adicional que pudiera provocar desgaste, por tanto, es un tipo de bomba que requiere muy poco mantenimiento y que, en condiciones de trabajo normales, tiene una vida útil muy prolongada.

A nivel operativo, las bombas neumáticas AODD trabajan eficientemente con una gran variedad de fluidos y viscosidades; pudiendo, incluso, trabajar con líquidos conteniendo sólidos de tamaños considerables suspendidos, o con productos corrosivos.

Asimismo, cuentan con muchas más especificaciones que resultan muy interesantes:

  • Pueden funcionar en seco
  • Parada automática si la tubería se obstruye
  • Bombas auto-aspirantes (hasta 3 metros de columna)
  • Presión máxima hasta 8’6 bar
  • Trabajo a temperaturas entre +5 y +100ºC

 

Funcionamiento sencillo y sin complicaciones

Los mecanismos internos de una bomba AODD pueden variar entre las diferentes marcas, sin embargo, existe un principio básico de funcionamiento común que aplica a todos los modelos.

La bomba AODD tiene dos cámaras de acumulación de líquido, cada una de ellas con un diafragma; los diafragmas están conectados entre sí por un eje central. La sección central de la bomba está conectada a una fuente de alimentación de aire comprimido que genera un movimiento alternativo de impulsión y succión paralelamente en los diafragmas, impulsando el líquido contenido en una cámara hacia fuera de la bomba y succionándolo hacia dentro en la otra cámara.

A su vez, los diafragmas actúan como una pared de contención entre la parte central de la bomba y las cámaras de acumulación de líquido. Con el fin de evitar roturas, fisuras o desgaste prematuro, es muy importante identificar claramente qué fluido va a bombear para elegir correctamente el material del diafragma. Pese a estas medidas preventivas, los diafragmas sufren un desgaste por uso y, en algunas ocasiones, pueden llegar a romperse, por lo que deben ser sustituidos de inmediato.

 

Pero, ¿Qué pasa si se rompe el diafragma?

Debido al uso continuado, el tipo de fluido o la falta de mantenimiento preventivo, ocasionalmente los diafragmas de bombeo pueden romperse provocando un derrame de líquido, que puede llevar asociado problemas de seguridaBomba neumática rotad y contaminación medioambiental, elevados sobrecostes de limpieza y mantenimiento, interrupción de la producción, y pérdida de producto, entre otras problemáticas.

Cuando el diafragma de bombeo se rompe o se agrieta, el fluido entra en el sistema de distribución del aire y, en consecuencia, sale al exterior a través del silenciador, requiriendo de una asistencia inmediata.

Por suerte, existe una tecnología que evita que sucedan estos problemas en caso de fallo del diafragma, hablamos de las bombas SANDPIPER Containment Duty. 

Las bombas SANDPIPER Containment Duty cuentan con dos cámaras intermedias adicionales, que servirán para detectar la rotura del diafragma de bombeo, cada una de ellas equipada con un diafragma. El espacio entre el diafragma de bombeo y el diafragma de impulsión se denomina cámara de contención y se llena de un fluido compatible con el sistema, además de incorporar un detector de fugas, que puede ser visual, mecánico o electrónico. De esta manera, en caso de rotura de alguno de los diafragmas de bombeo, el sistema de control de rotura de la cámara de contención alertará al operario que el diafragma se ha roto, eliminando a su vez, los costes y problemas asociados de limpieza, pérdidas, interrupción, etc.

En este vídeo puedes ver gráfica y detalladamente el funcionamiento de la tecnología Containment Duty de las bombas SANDPIPER.

 

La tecnología Containment Duty de SANDPIPER aporta un valor añadido extra a las bombas neumáticas AODD convencionales, convirtiéndolas en una alternativa más segura, respetuosa con el medio ambiente y con un coste menor al largo plazo.

No Comments

Post A Comment